Instalaciones Fijas

Las instalaciones fijas son aquellas instalaciones eléctricas que disponen de Grupos Electrógenos montados en ubicaciones fijas, dichos Grupos Electrógenos se instalan de forma permanente en una ubicación concreta, sola y únicamente destinada a cumplir un fin.

En ciertas instalaciones eléctricas pueden existir cortes de suministro de energía, como pueden ser:

  • Por falta de suministro eléctrico de forma extraordinaria de la compañía eléctrica.

  • Por averías eléctricas en la distribución general del abonado/s.

  • Por micro-cortes de “luz” debido a la mala calidad de la energía eléctrica que llega al abonado…

Estas instalaciones realizan diferentes objetivos: Suministros complementarios o de seguridad y Suministros de apoyo.

  • Suministro complementario o de seguridad:

El sistema de “suministro de seguridad” tiene por objeto garantizar el funcionamiento de los servicios de seguridad, en especial en aquellas zonas que faciliten la evacuación segura de personas, ya sea por iluminación de puntos vitales, alimentación del sistema contraincendios, ascensores… Estas instalaciones deben ser totalmente independientes del suministro de la compañía eléctrica distribuidora.

Estas instalaciones eléctricas son de obligado cumplimiento en sitios como determinados locales, teatros, estadios, pabellones deportivos, hoteles, centros médicos… o grandes edificaciones como hospitales, centros comerciales, aparcamientos cerrados… donde los Grupos Electrógenos son de gran importancia.

También son recomendados los suministros complementarios para empresas o negocios en los que un “corte de luz” fortuito les puede ocasionar altos gastos económicos como fábricas de producción, grandes hornos para la fabricación de distintos materiales, almacenes de productos frescos o congelados, zonas comerciales, etc…

  • Suministros de apoyo:

Instalaciones eléctricas en las que por motivos legales, económicos o de ubicación no es posible disponer de un suministro de compañía que asegure la necesidad total de potencia eléctrica de un abonado en momentos puntuales de alto consumo eléctrico.

Las instalaciones eléctricas con sistema de “apoyo” tienen el mismo fin que el “complementario” y además cubren las posibles faltas de potencia eléctrica en los casos nombrados anteriormente. Siendo el Grupo Electrógeno un apoyo a la propia red de distribución de compañía, ya sea con un sistema de conmutación (instalaciones asistidas) o a través de cogeneración (instalaciones interconectadas).

Las instalaciones con Grupos Electrógenos fijos son las más eficaces, seguras y de mantenimiento económicamente asequible en comparación con otras opciones existentes destinadas para este fin.

(ver más “Modificación conmutación”…)

(ver más “proceso de ubicación grupo electrógeno en edificio”…)

(ver más “fin de instalación, llave en mano”…)